El osteópata


Si durante mucho tiempo la osteopatía ha sido muy misteriosa para un número importante de las personas del público, ¿qué decir del osteópata? Aquél o aquella que la práctica. Extraño personaje con prácticas tan extrañas y acerca de quien corren tantos rumores extraños y divergentes…

En Francia, antes de que se reconociera y legalizara el título de osteópata, cualquiera podía pretender ser osteópata. Ningún elemento permitía saber realmente con quién estábamos tratando.

En España estamos todavía en esta situación ya que no existe una verdadera regulación de la profesión. Desde hace varios años, «navegamos entre dos aguas»…

A día de hoy, en Francia, las cosas ya no son así. No obstante, aunque el título haya sido reconocido y legalizado –por tanto reservado para personas que puedan justificar una formación y las titulaciones correspondientes– designa a personajes bastante diferentes, que de igual modo a veces practican la osteopatía de manera muy diferente.

Intentemos ver las cosas con mayor claridad…