En el plano psíquico


En la actualidad conocemos la importancia de las consecuencias del estrés en los tejidos vivos. 

Los osteópatas constatan en sus manos ciertos efectos típicos: densificación, retracción e inercia relativa de la estructura viva.

Ahora bien, el estrés es el pan de cada día, incluso para la mujer embarazada, inmersa en el torrente de la vida, sin miramientos especiales.

Lo que se aplica a las estructuras de la mamá, también se aplica a las de su hijo, que se rigidifican[i] y se desarrollan bajo las mismas presiones, las mismas fuerzas de coacción.

Para un osteópata, es obvio que algunos bebés ya nacen ya estresados ​​... 

 

Una gran necesidad de atención y amor


Por otra parte, el profesor Jean-Pierre Relier, antiguo jefe del servicio de maternidad de Port Royal, defiende la idea de que indudablemente el bebé tiene necesidades físicas, pero también psíquicas: necesidad de amor, escucha y atención. ... 

  • Evoca a bebés cuyas madres están tan ocupadas, tan abrumadas por tantas otras preocupaciones que se sienten olvidados, sienten una sensación de abandono y deciden nacer, a cualquier precio, en cualquier momento.
  • Relier está convencido de que concienciando e informando a los futuros padres, es posible reducir el riesgo de prematuridad.

[i] Rigidificar: volver rígido, más rígido (del francés rigidifier, Diccionario de la Academia Francesa).